Estilos

Cunado hablamos de reformar una vivienda existen diversidad de estilos decorativos procedentes de culturas de todas las partes del mundo.

No se debe caer en el error de imponer nunca un estilo concreto a la totalidad de proyectos que se realizan puesto que algunos estilos pueden potenciar mejor que otros nuestro hogar.

A continuación os mostramos las calves de los dos estilos que más nos gustan precisamente por ser los más adaptables a la mayoría de reformas y por ofrecer resultados espectaculares en cuanto a funcionalidad y diseño.

 

Reformas de estilo nórdico o escandinavo

En el universo del diseño, la cultura del norte de Europa ha sido todo un referente. Ésta se engloba dentro del conocido como estilo nórdico o escandinavo.

Una de las claves de este estilo es la unión con el mundo natural. En general el estilo nórdico desprende una naturalidad que muy pocos otros estilos son capaces de trasmitir. La principal fuente de inspiración para crear un hogar de estilo nórdico debe ser la naturaleza, lo que ya nos da una idea del material estrella de este movimiento decorativo: la madera. Pero al hablar de madera lo hacemos de sus modalidades más claras, siendo las maderas de arce, pino, haya y roble las más utilizadas. El estilo nórdico nos llega de países como Suecia, Dinamarca, Finlandia y Noruega, y en estas regiones estas maderas están muy presentes y se usan no solo en muebles, sino también en accesorios decorativos.

Otra de las claves del movimiento nórdico en decoración es la simpleza y sencillez de sus formas. Nada de figuras recargadas o con un detalle excesivo. Las formas son suaves y ligeras, y el estilo que se crea es refinado y natural. Justo lo que debemos buscar a la hora de adquirir elementos para un interior nórdico.

El minimalismo está muy relacionado con el estilo escandinavo. En un interior nórdico la simpleza y la funcionalidad no solo se buscan en sus muebles, sino en el conjunto en general. Además la claridad de la madera ayuda a conseguirlo. Como podemos adivinar, los tonos claros son los verdaderos protagonistas en este estilo. El dinamismo y el colorido se introducen en pequeños accesorios de colores intensos.

 

Habitación de estilo nórdico - cómoda y cama
Habitación estilo nórdico
Acabados en habitación en estilo nórdico
Acabados de estilo nórdico
Reforma de baño de estilo nórdico
Baño de estilo nórdico

 

Reformas de estilo industrial

Este tipo de estilo solemos verlo en lofts y en casas antiguas. En ambos espacios lo que se hace es respetar al máximo los elementos estructurales originales, que son los encargados de cimentar el encanto del estilo. Hablamos de columnas, techos, paredes, etc.

Como indican los espacios en los que se suele implementar el estilo urbano, los techos altos son una de las claves para el éxito de estos espacios industriales. Y es que la sensación de amplitud es clave en este estilo, de lo que se desprende que debemos huir también de la sobrecarga de elementos. Los accesorios decorativos brillan por su ausencia en estas ambientaciones, y el espacio se llena con elementos esenciales.

El uso de materiales tradicionalmente urbanos es igualmente clave en el estilo industrial. Hablamos del metal, el aluminio, los ladrillos, el cemento o el vidrio. Todos estos materiales podemos combinarlos sin miedo, aunque por supuesto deberemos buscar una armonía entre ellos.

 

Salón con toques de estilo industrial
Salón con toques de estilo industrial
Baño de estilo industrial
Baño de estilo industrial
Vivienda de estilo industrial
Vivienda de estilo industrial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>